Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2008

Crónicas puntanas

El futuro llegó hace rato.

-Lo que se ve es que hay mucha obra pública... – le dice una señora sentada con su marido pelado a la moza que sirve el desayuno en el hotel. A mí me gusta escuchar las conversaciones ajenas, lo confieso.

-Así es- contesta la moza, con un tono que se pasea entre el orgullo y la cautela.

-... aunque algunas son medio faraónicas –la señora se pone repentinamente crítica y egiptóloga-, ayer, por ejemplo, estuvimos en la Ciudad de la Punta. Demasiadas cosas para tan poca población.

-Lo que pasa es que esa es una ciudad para el futuro.

La ciudad del futuro.

En el medio de un valle desierto –absolutamente desierto- aparece la Ciudad de la Punta. Cerca de San Luis (capital) pero literalmente en el medio de la nada. No dudo de que el diseño urbanístico debe ser excelente, dado que en su factura participó mi futuro cuñado Eloy, pero carezco de las aptitudes para evaluarlo.

Eso sí: a simple vista todo parece un exceso. La Ciudad de la Punta tiene once mil seiscientos cuarent…